Posted on

El alza se dio incluso en un favorable contexto internacional, donde las principales monedas emergentes se fortalecieron.

El dólar comenzó la semana con una nueva suba, a partir de la cual vuelve a perforar los $43 y queda a un paso de récord histórico de $43,41 alcanzado el pasado 7 de marzo.

En una jornada de relativa tranquilidad, la demanda de la divisa recién se recalentó en los últimos minutos de operaciones, donde saltó 28 centavos para tocar los $42,08 en el segmento mayorista.

Es que a lo largo de la rueda, el tipo de cambio operó en sintonía con las principales monedas emergentes, que presentaron una marcada apreciación. Así, en Brasil el dólar cayó un 0,94% frente al real, en Rusia lo hizo un 0,85% contra el rublo, en México un 0,35% y en Turquía un 3,17%.

El peso, por el contrario, se diferenció de este recorrido sobre el cierre del lunes y alcanzó los $43 en el Banco Nación -con picos de $43,10 en entidades privadas-, llegando al segundo valor más alto del año y su quinta alza consecutiva.

De acuerdo a los operadores, el mercado percibió como insuficiente la leve suba de 17 puntos básicos en la tasa de interés de referencia, que promedió el 66,827%.

Esto se pudo observar más claramente en la adjudicación de $183.326 millones de Leliq, ya que no logró renovar la totalidad de los vencimientos y generó una expansión de $9.400 millones.

De todas maneras, el Banco Central se encamina a alcanzar cómodamente la meta de sobrecumplimiento de base monetaria, que se autoimpuso como un gesto simbólico para demostrar su compromiso en la lucha contra la inflación, en una estrategia que no está teniendo resultados positivos.