Posted on

El affaire entre el Gobierno y el Fondo generó turbulencias en el mercado cambiario y el Banco Central se mantuvo muy activo en la venta de divisas. 

El desprestigio a la gobernabilidad de Cambiemos que dejó entrever el FMI impactó en el mercado cambiario y el dólar cerró a $ 58,66, según indicó el Banco Central (BCRA). La autoridad monetaria vendió una gran cantidad de divisas pero no logró evitar una pronunciada suba en el tipo de cambio.

Por otra parte, el riesgo país trepa hasta los 1981 puntos básicos y alcanza un nuevo récord en 11 años. El indicador construido por el JP Morgan se disparó un 8,8% respecto a ayer, en el marco de una creciente desconfianza en el Gobierno por parte del ámbito internacional.

Tras encadenar algunos días de tranquilidad, la moneda estadounidense volvió a mostrarse inestable y cotizó a $ 54,59 para la punta compradora y $ 58,66 para la vendedora. Así, el billete verde aumentó $ 1,46 en comparación a ayer.

Los trascendidos sobre la reunión entre representantes del Fondo y el Frente de Todos afectaron el funcionamiento del mercado, ya que el organismo le remarcó a la principal expresión opositora que observa al candidato Alberto Fernández como futuro presidente. Para calmar la volatilidad, el Central vendió

U$S 302 millones en siete subastas, mientras que el Tesoro hizo lo propio en una sola licitación por U$S 60 milllones.

A su vez, el Central colocó Letras de Liquidez (Leliq) por $ 92.911 millones a una tasa promedio del 74,98% en su segunda subasta del día y frente a un rendimiento de 74,98% de la previa licitación. El rango de interés osciló entre un mínimo y un máximo de 74,91% y 75,0%, respectivamente.

La entidad financiera registró una tasa de referencia diaria  de 74,98% para este instrumento financiero,  con una absorción total de $ 190.167 millones.