Posted on

Cinco integrantes de la comisión interna fueron apresados en la planta ubicada en Caballito, luego de que fueran despedidos 47 trabajadores.
El laboratorio Craveri, que lleva 133 años en el mercado nacional, envió el pasado viernes 47 telegramas de despido a empleados de su planta y del área técnica. Los trabajadores fueron desafectados a partir del lunes 1º de abril y este miércoles un grupo de delegados se presentó en la puerta de la empresa -ubicada en Caballito-, de los cuales 5 fueron detenidos.

El CEO de la empresa, Juan Craveri, explicó que los despidos fueron por culpa del Gobierno. “Desde que empezó, esta gestión nos puso en la mira y nos tomó como sus enemigos”, denunció.

El empresario aseguró que después de tener tres balances en rojo, tuvo que pedir en junio pasado el procedimiento preventivo de crisis con el que pretendía despedir a 68 empleados.

“El 80% de nuestros insumos cotizan en dólares o en euros. Con la última gran devaluación nos pegaron en la línea de flotación y sumando un embargo de la AFIP, al atraso de precios, al aumento de las tarifas y las altas tasas todo se torna imposible”, se quejó.

Este lunes la policía ingresó a la planta y detuvo a los delegados Horacio Wasserman, Darío Fonticelli, Walter Benítez, Facundo Gutiérrez y Martín Mendoza en la Comisaría 6°, ubicada en Acoyte y Díaz Vélez.

El conflicto comenzó a fines de octubre de 2018, cuando la empresa decidió desvincular a 20 operarios de su planta de Villa del Parque, a partir de la decisión de eliminar el turno noche. Pero en noviembre, el ministerio de Producción dictó la conciliación obligatoria e impidió los despidos.