Posted on

Más de 700 evacuados, rutas cortadas y parajes aislados son las consecuencias de las inundaciones que afectan a Corrientes. Pero no es la única provincia: Santiago del Estero, Chaco, Entre Ríos y norte de Santa Fe se vieron desbordadas por las lluvias. Las condiciones adversas continuarán hasta el jueves a la noche y luego llegarán cuatro días de alivio.
Aunque pareciera que el fenómeno del Niño está haciendo de las suyas, oficialmente todavía no fue declarado. De todas formas se estima que se desencadenará en el transcurso de este verano, ya que están dadas casi todas las condiciones climáticas.

¿Qué ocurrió entonces con las precipitaciones extraordinarias que sacuden a varias provincias? La persistencia de un patrón de altas presiones (llamados anticiclones) que se está dando en Brasil hace que las lluvias tengan consecuencias feroces en todo el Litoral argentino pero, en especial, en Corrientes, que ya se cobró tres víctimas fatales por las inundaciones y hubo más de 2500 evacuados.

El fenómeno del Niño se trata de un cambio de patrón de distribución de la humedad y vientos a nivel global generado por el calentamiento del agua en una zona particular del océano Pacifico (la ecuatorial oriental), a la altura de la costa de Perú. Este fenómeno facilita las condiciones para que se incremente el régimen de lluvias en el centro este y el noreste del país.

“Para que haya Niño debe calentarse esa zona del Pacífico -actualmente eso ya sucede-, pero además la atmósfera debe responder a ese calentamiento. Y aún no está respondiendo, no se está comportando como un Niño. No obstante, hay un 85% de posibilidades de que durante el transcurso del verano estemos bajo la influencia del Niño”, explica a este portal Cindy Fernández, del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Mientras tanto, el Litoral sufre inundaciones por los anticiclones tropicales que se dieron en distintas zonas de Brasil y que perduraron más de lo frecuente. “Las altas presiones que ocurren desde hace un mes provocan que todo el Litoral reciba constantemente una masa de aire cálido y muy húmeda”, señala el especialista en meteorología Germán Iturriza en diálogo con minutouno.com.

Y completa: “Los frentes fríos que avanzan de la Patagonia encuentran así gran cantidad de combustible (aire cálido y humedad) para producir importantes precipitaciones, pero a la vez no pudieron continuar su camino natural justamente por la acción de este patrón de altas presiones en Brasil que les impidió a los frentes fríos que se desplacen”.

“Los anticiclones no les permitieron a los distintos frentes que se muevan al Atlántico, entonces se quedaron más días de los habitual en el norte argentino y generaron lluvias fuera de lo normal en todo el Litoral”, añade la meteoróloga del SMN.

Las altas presiones de Brasil ocurren todos los años y normalmente se extienden por un período corto. En esa ocasión, se prolongaron demasiado, aunque se estima que perderán fuerza en breve

En los primeros 13 días de enero, en la ciudad correntina de Paso de los Libres cayeron 468,4 milímetros de agua, cuando lo normal para todo el mes es 130 milímetros.

En Resistencia, Chaco, llovió 424 milímetros, cuando lo habitual para todo enero es que caiga no más de 160 milímetros de agua, según datos del organismo del tiempo.

A causa de esta situación, en Corrientes, por ejemplo, todos los arroyos se desbordaron y tres personas, una madre y su hija, y un hombre perdieron la vida. Quedaron atrapados con sus autos en el arrojo La Despedida cuando intentaban cruzar un puente inundado.

¿Qué se espera para esta semana? “Más lluvias que van a tener su pico este jueves 17 de enero, pero que por suerte, después de esta seguidilla de eventos de mal tiempo, el Litoral podría entrar en un periodo más estable de 7 días con precipitaciones por debajo del promedio para la zona debido a que se debilita ese patrón de bloqueo en el centro de Brasil”, sostuvo Iturriza.

Por el momento, en la provincia hay más de 700 evacuados, la ruta 123 está cortada hasta la ruta 14, y otras 15 rutas están siendo monitoreadas porque hay 8 parajes aislados.

¿Y Buenos Aires?
De acuerdo a la meteoróloga del SMN, estamos teniendo más cantidad de días nublados y el mes está resultando algo más lluvioso, pero no se comporta tan atípico. “Nada extraordinario hasta el momento. El verano es una de las épocas más lluviosas en Buenos Aires, lo mismo en la Costa”, subraya y advierte que de declararse el Niño seguramente haya ocurrencia de más precipitaciones.

“No todos los Niños se comportan igual, no siempre llueva con la misma intensidad. Generalmente duran un par de estaciones. En el invierno debería debilitarse”, sintentiza.