Posted on

El INDEC dio su informe sobre la evolución de la canasta. El impacto sobre la pobreza fue abrupto en términos interanuales.  

Más de $ 31.000, esa es la cifra que se necesita para no ser pobre en Argentina. El último informe del INDEC sostuvo que la canasta básica se disparó por casi el 59%, producto de la devaluación que llegó a los alimentos.

El costo de la Canasta Básica Total (CBT) de una familia tipo, que define el nivel de pobreza, ascendió en junio a $ 31.148,41 y aumentó 2,7% respecto de mayo, informó el organismo oficial. Por su parte, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que define el nivel de indigencia, aumentó también 2,7% y registró un costo de $ 12.409,72.

En los últimos doce meses, la canasta total aumentó 58,9% y la canasta alimentaria un 58,3%. Ambas subas superaron la evolución de la inflación, que en ese período fue del 55,8%.

En números concretos, en junio de 2018, la CBT era de $ 19.601,79, por lo que la suba interanual fue de $ 11.546, 62. A su vez, la CBA era de $ 7.840,72 en ese momento, que representó un incremento de $ 4.569.