Posted on

Eitar producía accesorios para la red de gas, pero la apertura de importaciones llevó a que la demanda caiga y la firma entre en una profunda crisis.

La metalúrgica Eitar de Bernal cerró sus puertas luego de 60 años de producción y más de 240 trabajadores, en su mayoría mujeres, quedarán en la calle. Los empleados de la planta, que fabricaba accesorios para el gas, explican que el principal motivo es la caída de la demanda por la apertura de las importaciones. Los dueños de la firma comunicaron al personal que presentarán una declaración de quiebra y los trabajadores quieren crear una cooperativa.

“Un compañero que vive frente a la planta y vio que por el costado de la planta se llevaban cosas. Eran computadoras y documentos de la fábrica. Los trabajadores entonces vinimos a la fábrica para resguardar las máquinas y nuestros puestos”, afirmó a El Destape Marcelo López, el delegado quien además contó que habían sido suspendidos por falta de materia prima y que debían volver a producir el lunes.

Los trabajadores contaron a El Destape que desde la empresa se comunicaron para sostener que iban a presentar la quiebra ante la Justicia y acusaron que la AFIP embargó sus cuentas imposibilitando la continuidad de la producción. En la planta se fabricaban válvulas, robinetes, termostatos de horno, de estufas, termostatos para termotanques y grupos magnéticos.

“Acá hay personas con décadas de años de antigüedad y la mayoría son mujeres, que son jefas de hogar y muchas madres solteras”, afirmó López. La planta tiene 240 trabajadores que durante el último año fueron suspendidos de forma reiterada por la caída de la producción y de la demanda.

Los empleados se presentaron en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 14 de Lomas de Zamora para formar una Cooperativa y a su vez mantuvieron una reunión en la Secretaría de Trabajo, donde les prometieron un adelanto del Programa de Recuperación Productiva (REPRO).

El miércoles tendrán una reunión en la Secretaría de Producción en la que estarían los dueños de la empresa. “A nosotros no nos dijeron que estábamos despedidos, ni nos enviaron telegramas. Ellos abandonaron la planta y nosotros nos vamos a quedar acá para resguardar nuestra fuente de ingresos”, sostuvo López a El Destape.

https://media.eldestapeweb.com/adjuntos/177/videos/000/645/0000645706.mp4