Posted on

Polémica plataforma de Cambiemos de cara a los próximos comicios.

Las incumplidas promesas de campaña de Cambiemos de 2015 tendrán su reedición este año, bajo el nombre Juntos por el Cambio: pobreza, inflación, corrupción, seguridad e integración al mundo son algunas de las consignas.

Juntos por el Cambio reconoció que “el principal problema económico de la Argentina es la pobreza” y que las políticas tenían que orientarse a reducirla. “Para lograr estos objetivos no se puede esperar a los resultados del derrame del crecimiento económico, al que consideramos esencial pero insuficiente” y remarcaron que “es indispensable un rol dinámico del Estado, que no vaya contra la creación de valor económico, pero que articule la generación de una economía social dinámica y procesos de integración efectivos”.

Bajo la premisa de que “la democracia liberal es un sistema idóneo para proteger a las minorías,defender los derechos civiles y sociales y procesar las diferencias políticas”, la plataforma oficialista aseguró que “no puede haber bienestar sin crecimiento económico, no puede haber crecimiento económico sostenido con corrupción o autoritarismo”. 

Sin mejoras económicas para mostrar, la seguridad será uno de los temas centrales de la campaña y el Gobierno señaló el avance en varios indicadores recientes, como la reducción de más de 20% en la tasa de homicidios, la caída de 80% en la cantidad de secuestros y los descensos en las denuncias de robos y hurtos”. 

En ese sentido, hace mención a la lucha contra el narcotráfico como uno de los puntos clave que pone en peligro a la sociedad y al Estado. Por eso, indicaron que “la seguridad del espacio público, el combate frontal contra las redes de narcotráfico, el cuidado y el respeto por sus víctimas y la profesionalización de la lucha contra delitos complejos, como el lavado de dinero, el terrorismo y la trata de personas, deben ser una prioridad en la gestión del Estado y de los consensos políticos”.

Sin embargo, no pudieron evitar lo económico. En este área aseguraron que la Argentina debe crecer y generar una economía estable privilegiando inversiones a largo plazo y eliminando “el impuesto inflacionario, con una política monetaria prudente y un tipo de cambio acorde con sus necesidades de integración internacional”. 

Para ello, aseguraron que la forma de hacerlo es impulsando “una cultura exportadora, el desarrollo de mercados e inversiones en los lugares donde no puede (ni debe) llegar el Estado y la defensa de la competencia en todos los sectores, sin monopolios”.

Pobreza, inflación, integración al mundo, lucha contra las mafias y la corrupción, libertad de expresión y ampliación de derechos. Casi un copy paste de la plataforma presentada en 2015.