Arriesgar la vida o dejar de trabajar durante la pandemia: El dilema de los recicladores de basura en Brasil

Muchas personas en Brasil sobreviven de la venta de materiales seleccionados de la basura que venden a plantas de reciclaje. Los recolectores y recolectoras son responsables del 90 % de materiales que se reciclan en este país, su trabajo contribuye a la disminución de residuos sólidos urbanos en los vertederos y plantas de incineración; no obstante, su labor no está reconocida por las autoridades y su invisibilidad les coloca en una situación de extrema vulnerabilidad frente a la amenaza del covid-19.

“Recolector o recolectora de material para reciclaje es una profesión”, declara Claudete Costa, presidenta y primera mujer representante del Movimiento Nacional de los Recolectores de Materiales Reciclables de Río de Janeiro.

Ella vive de la recolección de materiales desde los diez años, tras haber sobrevivido a la masacre que tuvo lugar en la iglesia de la Candelaria en 1993, cuando la policía militar abrió fuego contra un grupo de niños y adolescentes que dormían en la calle junto al templo. “Luchamos no solo por el reconocimiento, también por el respeto, pero eso solo será posible cuando acabe la política de desigualdad que reina en nuestro país y que excluye a negros, pobres, recolectores y personas en la calle de las políticas públicas”.

El Movimento Nacional de Recolectores de Materiales Reciclables (MNCR) estima que en Brasil existen 800.000 recolectores y recolectoras en activo. Algunas personas trabajan organizadas en cooperativas, mientras que otras actúan individualmente y, en ocasiones, se encuentran viviendo en la calle y venden este tipo de materiales para subsistir día a día.  Frente a la pandemia provocada por el coronavirus, muchas plantas de reciclaje pararon de comprar materiales de los recolectores y otras redujeron los pagos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *