Posted on

La empresa alimenticia agrava sus crisis y más puestos de trabajo están en peligro.

La crisis de la empresa Arcor no cesa y ahora la firma frenó la producción en su planta de Arroyito, en Córdoba. Hace algunos días hizo lo mismo en la ciudad bonaerense de San Pedro.

“Grupo Arcor informa que, ante la baja en la demanda de jarabe de maíz de alta fructosa (producto destinado a la fabricación de bebidas) y los altos stocks acumulados, la compañía se vio obligada a suspender momentáneamente la producción de este producto”, afirmó la empresa en un comunicado.

Además, la compañía adelantó las vacaciones a 70 trabajadores hasta el próximo 13 de mayo con el objetivo de reducir los stocks acumulados. La noticia reflejó el pésimo momento que atraviesa el sector alimenticio.

Según el INDEC, las ventas totales de alimentos y bebidas a precios corrientes de los supermercados presentan en febrero una suba del 40,5%, es decir, 14 puntos porcentuales por debajo de la inflación del período.