Posted on

Un ranking internacional fue letal con nuestro país. Competitividad, educación, inversión pública, corrupción, fueron algunos ítems tenidos en cuenta.

Es tan grave la crisis generada por Cambiemos que un ranking que mide competitividad económica situó a Argentina como el tercer peor país del mundo. Sólo fue superada por Mongolia y Venezuela.

El “Ranking Mundial de Competitividad” es realizado desde 1989 por la escuela suiza de negocios IMD Business School. Las mediciones incluyen datos como el desempleo, el crecimiento económico y el gasto público en salud y educación y datos blandos de una encuesta a ejecutivos de negocios internacionales sobre temas como la cohesión social, la globalización y la corrupción.

Las economías se evaluaron en cuatro categorías: desempeño económico, infraestructura, eficiencia de gobierno y eficiencia empresarial. Argentina apareció en el puesto 61, perdiendo cinco posiciones respecto de la pasada edición.

Desde que ingresó al ranking en 1994, el país siempre se ubicó en los últimos lugares, llegando a caer al segundo puesto de países menos competitivos entre los años 2002 y 2004. A partir de ese momento, había podido escalar durante los gobiernos kirchneristas.