Alpargatas, Alco Canale, La Campagnola, Molinos Cañuelas y Longvie Temporada alta de despidos

La crisis financiera y la recesión están derivando en cierres de plantas, quiebras y achicamiento de tradicionales firmas del mercado local. La reducción de personal es de a miles sin reacción del Gobierno para paliar la situación.

La textil Alpargatas ahora va por el desmembramiento de su planta de Tucumán, lo cual afectaría la fuente laboral de 500 personas. El proceso de “reestructuración” que comenzó la empresa involucra retiros voluntarios y hay temor por una nueva oleada de despidos, luego de las experiencias de Catamarca y La Pampa, en donde esa firma cerró sus plantas.

“Alpargatas es la expresión de lo que todos vemos, hay muchos negocios que hoy no pueden seguir. Las tasas están al 65 por ciento, le aumentaron todos los impuestos, han bajado las ventas, hay una recesión, entonces, ¿cómo hacen los negocios para mantenerse? Es muy difícil”, dijo ayer el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, en relación a este tema, que amenaza con generarle un grave conflicto laboral.

También hay fuerte deterioro de las fuentes de trabajo en la industria alimenticia: se formalizó la quiebra de la empresa Iamsa, que pertenece a Alco Canale, y hay despidos en La Campagnola.

“Cerraron la planta de Santa Rosa, una planta histórica, un ícono de 34 años que llegó a albergar a más de 1300 trabajadores. Desde diciembre de 2015, Alpargatas redujo su plantel de trabajadores en más de la mitad, de 3700 empleados a 1623, un 57 por ciento menos”, dijo ayer Nerio Medina, de la Asociación Obrera Textil de La Pampa, al programa A los Botes de radio Futurock. La planta de Tucumán emplea a 830 personas y 500 empleados serían parte del ajuste. La semana pasada, la fundación ProTejer informó que prevé una contracción de la actividad del 9 por ciento este año, para totalizar un 30 por ciento desde la asunción de Macri. El sector utiliza solo el 40 por ciento de la capacidad productiva que existía a fines de 2015.

“La apertura de importaciones destruye trabajo en el sector textil. A las pymes las destrozó. En los últimos siete meses, se perdieron más de 5 mil puestos de trabajo textiles. El poder adquisitivo está roto, la clase media recibiendo todo el palo grande. La devaluación fue terrible, la pérdida de salario también, las paritarias a la baja. Negociamos un 25 por ciento contra el 40 por ciento de inflación”, agregó el dirigente gremial textil.

Por otro lado, ayer la Justicia federal formalizó la quiebra de la Industria Alimentaria Mendocina (Iamsa), que pertenece al grupo Alco-Canale, una de las mayores empresas agroindustriales de Mendoza dedicada a la elaboración de conservas, pulpas de frutas, tomates, legumbres, hortalizas, dulces y mermeladas. Se estima que en la región del Valle de Uco unos 700 empleados se ven directamente afectados por esta medida.

Por otro lado, el Sindicato de la Alimentación denunció que hubo una fuerte reducción en las líneas de producción de la firma La Campagnola, que pasaron de emplear 750 trabajadores a tan sólo 50. También en Tucumán, los empleados de la empresa de alimentos Molinos Cañuelas protestaron cortando la ruta 302. Reclaman por los 40 despidos anunciados debido el traslado de la empresa a Salta, consignó el portal Infogremiales.com. “Molino Cañuelas anunció que el 31 de octubre se va de la provincia dejando en la calle a los trabajadores. El sistema de arriendo que establecieron esta empresa, muy común en los ingenios, le ha permitido a sus verdaderos dueños explotar un molino con tres empresas contratantes y deshacerse de los trabajadores sin ningún costo”, denunció Carlos Melián, secretario adjunto de la UOMA-Tucumán.

La semana pasada, el Grupo Vuasa, que comercializa calzado Vía Uno, comunicó oficialmente que entró en concurso preventivo de acreedores e informó a la Comisión Nacional de Valores que incumplirá el pago de intereses de sus Obligaciones Negociables de 2 millones de pesos. Por otro lado, la empresa de transporte de pasajeros Flecha Bus presentó un pedido de apertura de concurso preventivo, que justificó a partir de la baja de la venta de pasajes, la eliminación de subsidios por parte del Estado nacional y la mayor competencia del mercado aerocomercial. En tanto, la empresa Longvie, que fabrica lavarropas, entre otros productos de línea blanca, en su planta en El Pantanillo (Catamarca), despidió esta semana a otros nueve trabajadores a raíz de la caída de las ventas en el mercado local.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*