Agresión a la prensa, inconsciencia y peligro de contagio: los ejes de la marcha del 17A

Cerca de 3 mil manifestantes se presentaron en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires, y en diferentes puntos del país, para marchar contra el gobierno de Alberto Fernández violando el aislamiento social. La precursora de este irresponsable acto, Patricia Bullrich, llegó al punto de encuentro pasadas las 16:30 horas para acompañar a quienes acudieron sin una consigna clara.

Las personas se pronunciaron en contra el plan de la Reforma Judicial que propuso el presidente Alberto Fernández, mientras que otras simplemente cargaron contra el aislamiento social y otras tantas agredieron al personal de prensa de C5N por no tolerar su presencia en este evento. Sin dudas que no sólo es una marcha irresponsable y inentendible, sino que también atenta contra la salud de los propios manifestantes.

Con la pandemia en uno de sus picos más altos desde el mes de marzo, fue importante el caudal de gente que arribó al Obelisco a bordo de sus autos o a pie, tanto jóvenes como ancianos. Desacatando el pedido del presidente y exigiendo “libertad” de elegir cuándo salir a la calle, estas personas no han tenido en cuenta la importancia de preservarnos para frenar la viralidad del COVID-19 en la zona más afectada del país: el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Luego de alentarla, Patricia Bullrich se desligó de la marcha

“Yo no estoy convocando, yo voy a participar. Es muy importante en este momento plantear algunos temas que están sucediendo y que son de enorme gravedad”, sostuvo la ex ministra de Seguridad, quien señaló que cuestionarán “la cuarentena eterna, la reforma judicial que busca impunidad y la inseguridad”. En declaraciones radiales, la referente opositora subrayó que el PRO “no convoca a ninguna marcha: son marchas ciudadanas”.

Rubinstein, Valenzuela y Lipovetzky no se suman a la marcha opositora

En una jornada marcada por la marcha opositora del 17A, apoyada por un sector duro de Juntos por el Cambio, tres dirigentes de la oposición ya comunicaron que no irán. El exsecretario de Salud Adolfo Rubinstein, el legislador bonaerense Daniel Lipovetzky y el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, no estarán esta tarde en la marcha, pero se diferenciaron en las razones. Rubinstein y Valenzuela expresaron que “la gente tiene la necesidad de salir” y que les parece bien que “la gente reclame”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *